No necesitas ser papá en el trabajo

Como líder te enfrentas a muchos tipos de personas y asumes en muchas ocasiones distintos roles a la hora de trabajar con ellos y uno de los que trae muchas consecuencias es el de padre. Un padre siempre te ayuda, no te deja solo, te ayuda a encontrar la manera de lograr lo que necesitas, siempre te va a perdonar. 

Y cuando tomas este rol con alguien de tu equipo, seguro vas a tener que quedarte ahí y siempre estarás en deuda, porque si no logra terminar el trabajo, el líder debe terminarlo, si algo no está bien hecho, el líder debe perdonar y dar otra oportunidad, si no lo hizo bien, es culpa de “papá “.  

Y cuando entras en esta dinámica de trabajo con alguien afectas al resto del equipo y cuando dejas de ser papá para ser adulto y exigir responder por sus responsabilidades, ahí comienzas a ver las consecuencias claras y a veces es ya muy tarde. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *